Fungicidas y fortificantes naturales

Fungicidas y fortificantes naturales

Las plantas, al igual que los hombres y los animales, también se ponen enfermas. Cuando aún no tenemos experiencia con el huerto y las plantas, solemos pensar que una vez preparado el suelo y regando lo necesario las plantas, ya está todo listo. Sin embargo, poco a poco vamos descubriendo las enfermedades de las plantas, así como los parásitos y los insectos que pueden estropear nuestra cosecha. Vamos a hablar en este artículo de las plantas y minerales que pueden ayudar a nuestras hortalizas para que crezcan sanas y fuertes. Cuando una planta crece y se desarrolla en condiciones óptimas no suele tener enfermedades, por lo que los hortelanos sólo tendremos que luchar contra los parásitos, ayudados en muchas ocasiones por los pájaros que comen insectos.

Veamos a continuación un listado de plantas y minerales con los que podemos elaborar extractos que ayudarán a las hortalizas a crecer fuertes y al mismo tiempo servirán de insecticidas contra las plagas de insectos.

Ortigas. Con ellas se puede hacer un extracto que nos servirá de insecticida natural, además de servir para fortalecer el sistema inmunológico de las plantas y estimular el crecimiento de las mismas.
Elaborar extracto de ortigas:
– 1 kg de ortigas
– 10 litros de agua

Se arrancan las ortigas, se les quita la raíz y se meten en agua, poniendo un peso encima de las ortigas para que estén en el fondo. Se remueven cada dos días y veremos cómo el agua se va oscureciendo y va oliendo mal. Al cabo de 15 días, se filtra el líquido y ya tenemos el extracto de ortigas. Lo guardamos en una garrafa. Para su aplicación, se diluye una parte de extracto en cinco partes de agua. Podemos aplicarlo al suelo el día de la siembra o el trasplante, o bien podemos aplicarlo pulverizando las hojas de las plantas. Si lo aplicamos cada 10 días a los semilleros y cada 20 días a las plantas de la huerta, obtendremos unas plantas fuertes y sanas.

Azufre. Es un buen fungicida natural. Previene la aparición de ácaros. Se usa sobre todo en polvo, espolvoreando las hortalizas, los árboles o la vid con un fuelle especial o con una media. Hay que hacerlo a última hora de la tarde para no quemar las hojas. Hay que dejar cinco días de seguridad entre el último tratamiento y la recolección.

Ajo. Es un buen fungicida contra larvas masticadoras e insectos chupadores, como los pulgones. También auyenta a las babosas y caracoles.

Elaborar extracto de ajo:
– 30 dientes de ajo
– agua

Se pelan los ajos, se machacan y se cubre la papilla obtenida con agua hirviendo. Se guarda este preparado en maceración durante 5 días, pasado este tiempo se cuela, se filtra y se guarda el extracto de ajo en una botella. Para usarlo, se disuelve una cucharada sopera en 5 litros de agua y se aplica pulverizando las plantas.

Lecitina de soja. Es un buen fortificante y antioxidante para las plantas. Se disuelven 3 c.c. en un litro de agua y se aplica a las hortalizas, pulverizando las hojas.

Oxicloruro de cobre. Funciona en las plantas como fungicida. Se disuelven 4 gr. por litro de agua y se aplica sobre las plantas o los árboles frutales. Hay que dejar un periodo de 15 días entre el último tratamiento y la recolección.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enfermedades de las plantas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s