La berenjena

La berenjena

Berenjenas

Berenjenas

Clima y suelo
A la berenjena le gusta el clima cálido, de hecho es la hortaliza de fruto que más calor necesita. Es una planta muy exigente en cuanto a luz se refiere, necesita de 10 a 12 horas diarias de luz. La temperatura óptima para el desarrollo es de 23 a 25 ºC durante el día y de 16 a 18ºC durante la noche. Soporta bien las temperaturas altas de más de 40ºC. La maduración de las berenjenas está muy influida por la temperatura, suele haber problemas con temperaturas por debajo de 12ºC y por encima de 35ºC.

Es una planta poco exigente al suelo, prefiriendo el suelo ligero, profundo y bien drenado. El PH óptimo es de 6 a 7,5.

Siembra
La siembra se hace a principios de marzo bajo cristal o en invernadero, a finales de abril se realiza el trasplante.  Hay que tener cuidado con los hielos, ya que es una planta muy sensible al frío, para la germinación la temperatura mínima es de 16ºC. Las plantas pueden estar un mes en semillero.

Riego y abonado
En el cultivo de la berenjena es importante mantener un nivel de humedad constante y abundante en el suelo, para un desarrollo óptimo del sistema radicular y, posteriormente, durante la época de formación y engorde del fruto. La humedad óptima se consigue regando con una frecuencia de 1 o 2 días.

Se puede usar fertilizante iniciador al hacer el trasplante, más tarde a mitad del crecimiento un fertilizante nitrogenado y otra vez fertilizante nitrogenado al recoger los primeros frutos.

Poda
Antes del aporcado (el aporcado consiste en cubrir con tierra la base de las plantas, haciendo surcos, para que las raíces se desarrollen mejor), se eliminan los chupones y hojas que hayan nacido por debajo de la cruz.

Flor de la berenjena

Flor de la berenjena

Aconsejamos la poda a cuatro brazos, dejando un tallo a cada brazo principal. En esos tallos brotará primero una flor, después habrá una hoja y de la axila de ésta nacerá otro tallo que podemos despuntar una vez que le salga la flor.

 Recolección
Se recolectan los frutos maduros y brillantes. Para saber si las berenjenas están maduras se aprieta un poco con el dedo pulgar, cuando la cáscara se hunde y vuelve después a su estado anterior se puede recolectar. Si la cáscara está dura y no se hunde aún no está madura. Si la cáscara se hunde y no vuelve a su forma anterior, está demasiado madura.

La recolección se realiza a tijera, cortando por encima del fruto para dejar un pedúnculo de unos 2 cm y se manipula con cuidado para no darle golpes.

Otras verduras, frutas y hortalizas: la cebolla,  las judías verdes,  la acelga,  el calabacín,  la lechuga,  la berenjenalas fresasel tomatela zanahoriael pimientoel pepinola calabazael melónel perejilel ajola chirivíacol y la berza comúnla sandíalos guisanteslos naboslos rábanoslas habaslas espinacasel maíz para palomitas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hortalizas y verduras y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La berenjena

  1. Pingback: El maíz para palomitas | lahuertaelhuerto

  2. Pingback: Melisa | lahuertaelhuerto

  3. Pingback: Los puerros | lahuertaelhuerto

  4. ESTO SI ES BUENO PORQ LA TAREA SON EXELENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s