El Césped. Caminos y partes verdes de la huerta.

Césped de crecimiento lento.

Una de las especies de césped de crecimiento lento es la Zoysia japónica, que tiene la ventaja de que hay que cortarla pocas veces, pero la desventaja de que con los hielos de los climas fríos se pone marrón, aunque después vulve a brotar.

La altura del corte del césped.

Se habrá preguntado alguna vez si es mejor mantener el césped siempre bajo o si es mejor mantenerlo un poco más alto. Pues bien, los expertos recomiendan no cortarlo demasiado bajo, porque en ese caso las raíces se debilitan y son poco profundas. Cuando las temperaturas son más extremas, tanto para el frío como para el calor, el césped se mantendrá mejor si tiene las raíces más profundas.

La altura media de corte es de unos 5 centímetros, aunque depende de las especies de césped, así como de los gustos y necesidades de los cuidadores del césped. Pero está bien tener en cuenta que si mantenemos el césped muy bajo las raíces serán débiles y poco profundas. Para adaptarse mejor al frío del invierno y al calor del verano, es mejor dejarlo que crezca un poco más alto de lo normal. De esta manera, las raíces serán más fuertes para aguantar las temperaturas extremas.

El riego del césped

Todos nos hemos preguntado alguna vez por la frecuencia de los riegos para mantener el césped en perfectas condiciones. Como vamos a ver a continuación, la respuesta no es única, ya que depende de varios factores:

1. De la lluvia natural que recibe el césped.
2. De la temperatura.
3. De la exposición al sol.
4. Del viento.
5. Del tipo de suelo, un suelo más arenoso necesita más riegos que uno arcilloso.
6. La variedad de césped, por ejemplo un ray-grass necesita más riegos que un bermuda.
7. La época del año, en verano habrá que regar más que en invierno.
8. La costumbre, el césped se acostumbra a la frecuencia de los riegos.
9. La calidad del césped, si lo regamos mucho estará mas verde y fuerte.

Podemos poner un ejemplo de riego para un suelo medio y en una zona del centro de España, manteniendo un tiempo de media hora los aspersores:

– En primavera, regar un día sí y un día no.
– En verano, regar todos los días.
– En otoño, regar un día sí y dos días no. Si llueve, no regar.
– En invierno, si es necesario, un riego cada 25 días, pero lo mejor es no regarlo de noviembre a marzo.

El mejor momento para el riego, no lo olvides sobre todo cuando hace mucho sol, son las primeras horas de la mañana o al atardecer. También podemos regarlo por la noche.

Si quieres ahorrar agua, puedes acostumbrar a tu césped, poco a poco, a vivir con menos riegos. Puedes regarlo en verano día sí y día no, estará un poco menor verde pero a penas se notará.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El césped y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s